Nuevos blogs de Santiago de Cuba

Santiago de Cuba tiene nuevos blogs 2en1 y 2paratodos

.

.

sábado, 4 de diciembre de 2010

A quienes merecen amor.

Sólo el ajetreo de las ocho de la mañana y las cuatro de la tarde indica que algo sucede en la Avenida de Céspedes entre las calles “L” y “M” de esta urbe sur-oriental cubana.

Justo en el número 660 de la importante vía santiaguera funciona un Taller para personas con discapacidad. Lo llaman “Abel Santamaría Cuadrado”, pero todos lo conocen por el Taller de Sueño que así se llama el reparto residencial donde está ubicado.

Aquí hay silencio el mismo que pocas veces lo interrumpen la conversación o el andar de Emilito, el nieto de Margarita, una mujer entrada en años que para andar precisa de muletas.

Fundado el primero de enero de 1990 en el taller laboran 30 personas con diferentes discapacidades agrupadas en dos brigadas, una dedicada a confeccionar colchas para trapear el suelo, cepillos, sobres de pago, files y vasos desechables, entre otros artículos. Y la otra produce artículos para cumpleaños. Tanto la producción de una como de la otra, se comercializa con diferentes organismos de la provincia como Salud Pública y Educación.

Según la Administradora del taller, Yusimí Rivera Quiala, el pasado año sobrecumplieron el plan de producción y este aunque está afectado por la falta de materias primas, esperan realizarlo en los días que le quedan al 2010.

El taller Abel Santamaría de Santiago de Cuba fundado hace 20 años para personas con discapacidad es un estímulo a la tenacidad, la paciencia y al amor por la vida desde ella misma al decir de Mirayda Negret Sandó “porque aquí nos sentimos personas con limitaciones pero igual que cualquier otra de la Sociedad”.

A Margarita Borrero ir a trabajar al taller le ha permitido relacionarse, sentirse útil, hacer buenas amistades y no depender de su familia”.

La incorporación a la sociedad de personas como Margarita, Kathy y Mirayda pone a prueba la voluntad y la entereza de sus protagonistas y sobre todo, deja una profunda huella en este segmento social y en quienes laboran con ellas y ellos, según pudo comprobar esta periodista de TV Santiago en diálogo con la económica del taller Ileana Rodríguez “porque con ellos he aprendido a tener deseos de vivir”.

Yusimí la administradora me habló de la disciplina y el aprovechamiento de la jornada laboral de quienes se afanan todos los días en el taller por ser eficientes y eficaces en su desempeño. Puntualizó que hay un estrecho vínculo con la comunidad que se traduce en conferencias que han recibido acerca de temas como las infecciones de trasmisión sexual y los sismos, al tiempo que ellos engalanan el local para que los Comités de Defensa de la revolución y l Federación de Mujeres Cubanas efectúen reuniones con sus membresías.


Cuando le pregunté a Yusimí la administradora qué significaba para ella laborar con personas con discapacidades fue rápida en la respuesta estoy encantada de laborar con este colectivo, al que siento como mi familia, son parte de mí”.

Kathy, que realmente se llama Graciela, pero todos la llaman La candela por sus ocurrencias y porque siempre se está riendo me comentó “lo único que hay que quitar es un poco de barreras, pero no arquitectónicas, sino de la población, para que no dejen puertas abiertas, motos encimas de las aceras y que nos ayuden los choferes a acercar los ómnibus urbanos a los contenes para que podamos subir y bajar mejor sin peligro de caídas”.

Realmente las personas con discapacidad necesitan mucha comprensión por tener una serie de limitaciones que no significan INCAPACIDAD para adquirir conocimientos, desarrollar habilidades y mejorar su calidad de vida. En tal sentido el desarrollo humano es una prioridad y todos debemos proporcionarles esas facilidades.

Ese es uno de los propósitos de celebrar este 3 de diciembre el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, para mejorar la situación de quienes poseen alguna invalidez y fomentar su integración en la Sociedad.